3 de febrero de 2009

EPOPEYA DE GILGAMESH

La versión más completa de la Epopeya de Gilgamesh procede de la biblioteca de Asurbanipal en Nínive. De los siete episodios sumerios que se conservan, cinco de ellos se encuentran en la versión babilónica-acadia, en doce tablillas. Gilgamesh es descrito como "dos tercios dios y un tercio hombre". Hijo de una diosa, está dotado con toda clase de aptitdes y cualidades, pero gobierna Uruk como un déspota. Sus súbditos, hartos de su comportamiento, piden ayuda al dios Anu y éste decide crear a un ser homólogo, semisalvaje, que lo mantega a raya, Enkidu. Pero se convierten en buenos amigos, debido a que tienen el mismo carácter y la misma naturaleza y juntos viven numerosas aventuras. En un episodio sumerio, se relata cómo la diosa Ishtar solicita la ayuda de los dos héroes para recupera su árbol sagrado (huluppu), custodiado por una serpiente y un demonio femenino. Enkidu y Gilgamesh consiguen derrotarlos y le entregan la madera a la diosa, con la que fabrica dos objetos rituales; pukku y mukku, un tambor y palillos rituales. Otra avenura consiste en cruzar el Bosque de los Cedros y derrotar al monstruo que echa fuego Khumbaba. La diosa Ishtar, impactada por la belleza y la valentía de Gilgamesh, decide tomarlo como amante. Pero éste la rechaza. Enfurecida, la diosa pide a su padre, el dios Shin (dios luna) que cree un Toro celeste, el cual llega a Uruk y mata a mucha gente. Enkidu decide enfrentarse a él, lo mata, le secciona una pata y se la arroja a la diosa. Los dioses determinan que Enkidu sea castigo, cae enfermo y muere.

Gilgamesh siente gran dolor por la muerte de su amigo y empieza a sentir miedo ante el funesto destino d ela humanidad. Así pues, se propone llegar a los confines de la tierra para dialogar con Utnapishtim, el Noé babilónico, el único superviviente del diluvio. Tras superar varias pruebas de tipo iniciático, Utnapistim le revela el secreto de la Planta de la Juventud. Finalmente, Gilgamesh la coge dle fondo de lasaguas, pero una serpiente se la arrebata y pierde su oportunidad para siempre. Resignado, regresa a casa, admitiendo que cuando los dioses crearon a la humanidad, le adjudicó la muerte, pero se reservaron el secreto de la vida para ellos.

La Epopeya de Gilgamesh es, sin duda, una de las mayores obras de la literatura universal y es, de hecho, de las más antiguas. La expresión del rey de Uruk acerca de la muerte, la desolación ante la pérdida el llanto por su inevitabilidad constituyen una expresión universal de la desesperanza por obtener la inmortalidad.
En la sección de Sala de Lectura dispones de una traducción del texto.